Blog

19 junio, 2012

Puntos clave para el Desarrollo de Contenidos

contenidos e-learning

La formación e-learning se sustenta en 3 pilares fundamentales: una buena herramienta LMS, tutores y los contenidos formativos. Estos contenidos hacen referencia a todos aquellos materiales que conformarán la base de conocimientos entregada al estudiante, con el fin de alcanzar un objetivo de aprendizaje.

Creando la guía didáctica

Para llegar del punto A al punto B es importante planificar la ruta que vamos a seguir. En este caso metafórico, el punto A representa al estudiante que desea conseguir los conocimientos, y el punto B, al estudiante que los ha adquirido con éxito.

Ésta línea de trabajo se consigue planificando, de forma pedagógica, una ruta de aprendizaje para cada unidad, donde dirigimos al estudiante por los recursos que debe ir pasando para llegar al destino, por ejemplo:

  • Leer los contenidos teóricos: contenidos interactivos, Pdf, Excel, Flash, imágenes, entre otros.
  • Ver videos, tanto externos como de propia creación, incrustados o enlazados.
  • Realizar las actividades y evaluaciones
  • Participar en foros de debate
  • Acceder a enlaces de interés de la web
  • Descargar la documentación adicional
  • Generar documentos colaborativos

Diseño de los contenidos:

A la hora de trabajar y preparar la teoría, es importante basar todo el guión en tres aspectos que no deben perderse de foco:

Concretos y relevantes: siempre que presentamos la teoría debe ser precisa, minimizando la posibilidad de desatención  del estudiante con elementos visuales distractores. Los esquemas iniciales ayudan a visualizar de un golpe de vista la información que se ampliará a continuación.

Así mismo, el contenido debería estar alineado, con los objetivos de aprendizaje de importancia y utilidad, de nada sirve profundizar en un tema, si se desvía del objeto de aprendizaje.

Simples: en la presentación del contenido, a menudo, utilizamos recursos que nos permiten ampliar o destacar información, recrear una secuencia en la que el alumno debe interactuar, presentamos botones emergentes, guiar a enlaces o documentación externa, participar colaborativamente, etc. Es importante presentar toda la información lo más simple e intuitiva posible. Si el alumno avanza de forma natural sin dejarse nada por el camino, significa que el mapa que has trazado está bien diseñado.

Interactividad y Recursos multimedia: a la hora de diseñar un curso on-line puedes valerte de múltiples formatos digitales, pero es importante que te valgas de recursos que generen interacción, y sobre todo, que el estudiante se sienta parte activa. Siempre comentamos que si un estudiante es capaz de descargarse el curso y leerlo en papel sin perderse nada, significa que el contenido no está adaptado a e-learning.

Por ello es muy importante enriquecer los contenidos con elementos multimedia, ya sean videos, personajes, actividades, botones con acciones activas, etc. Haz del curso una experiencia para el estudiante.

En resumidas cuentas, te sugerimos:

  • Utilizar todos los recursos multimedia, digitales y de entorno colaborativo.
  • Crear un guía didáctica, de pasos a seguir,  que oriente al estudiante. Elaborar un guía de descarga a modo de manual para el usuario.
  • Entregar una guía para el tutor, quien, en definitiva, estará en contacto con los estudiantes.

Comentarios
  • Dario Enrique Ruedas Alvarez 27 febrero, 2016 :

    me parece un buen articulo pero me gustaria que le adicionaran algunos ejemplos… gracias

  • Virginia Gaitan 29 febrero, 2016 :

    Buenos días Darío,

    Te recomiendo que entres en este portal de formación y te inscribas a uno de los cursos. Verás claramente cómo se aplican estos conceptos en un curso online.

Comentar
Copyright educativa 2018 | términos legales