Blog

14 enero, 2014

El uso de avatares en cursos online

Los avatares son personajes que pueden utilizarse en cursos e-learning para acompañar el aprendizaje del alumno.

Algunos ejemplos de uso son:

  • Dar la bienvenida
  • Realizar introducciones
  • Resaltar texto clave
  • Contar una historia
  • Representar una escena o situación
  • Participar en juegos o simulaciones
  • Y un gran etc. en función de nuestra imaginación

Los personajes pueden ser genéricos (ya creados) o a medida (solicitar la creación de uno con características específicas). Por lo general es necesario hacer un breve análisis de las necesidades de nuestro personaje y saber qué encajará bien con nuestro público objetivo, puesto que en algunos casos necesitaremos un perfil más técnico y en otros un personaje que sea más cercano.

Los avatares son un recurso didáctico de mucho valor puesto que ayudan al alumno a comprender mejor el contenido y a guiarle por lo distintos temas como si de un profesor se tratara. Si además podemos introducir un hilo conductor y lógico reforzaremos el mensaje que queremos transmitir. Todo lo que ayude a humanizar y acercarnos a nuestros alumnos tendrá un efecto positivo. Está claro que no todos los cursos necesitarán de un personaje y queda sujeto a diferentes metodologías.

En cursos con un mayor grado de complejidad el alumno puede controlar al personaje para que realice distintas acciones, como si de una aventura gráfica se tratara. Este tipo de actividades ponen todo el protagonismo en manos del alumno, quien pasa a ser parte activa en su formación. Este ejemplo de uso de personajes se presta mucho a simular situaciones reales, sobre todo en los ámbitos de Habilidades y PRL.

Según el perfil de nuestros alumnos o la imagen que se quiera transmitir, es importante hacer una selección adecuada de las características de nuestros personajes. Te damos estas ideas de perfiles:

 

Perfil técnico: se recomienda el uso de personajes más realistas, sobre todo para temas muy técnicos donde el alumno es adulto y con un alto nivel cultural.

 

 

 

 

 

 

Perfil profesional: los personajes que guardan una estética más animada pero con un estilo elegante son más idóneos para cursos relacionados con la empresa y las habilidades, donde el alumno tiene un perfil adulto, culto, pero de mentalidad abierta.

 

 

 

 


Perfil educador:
un personaje que tenga un toque leve de caricatura, con gesto amable y cercano puede ser una buena opción para cursos relacionados con la educación o cuestiones sociales.

 

 

 

 

 

 

 

Perfil social: los personajes que recuerdan más una caricatura o un dibujo son fantásticos para cursos relacionados con el Social Media y las Redes Sociales. El perfil del alumno suele ser joven y divertido por lo que encaja mejor personajes menos tradicionales.

 

 

 

 

 

 

Perfil nuevas tecnologías: para cursos relacionados con programación, diseño gráfico, informática, aplicaciones móviles, etc. se recomienda el uso de un personaje con el cual el alumno pueda sentirse identificado, aplicando un guiño ingenioso, vestimenta más informal y de una apariencia más distendida.

 

 

Si estás en la tesitura de incorporar un avatar en tus cursos, esperamos que esta pequeña guía te de algunas pautas para elegir el que mejor encaje en tus cursos.

Comentarios
  • educativa | Empezar un proyecto e-learning de formación interna 23 enero, 2014 :

    […] Conocer este dato del público objetivo puede servir para saber el lenguaje en el que escribir, seleccionar o no un personaje que sirva de guía (y qué características debe tener), o saber qué aspectos culturales hay que tener en cuenta para […]

Comentar
Copyright educativa 2018 | términos legales