Blog

3 diciembre, 2013

Tus empleados… ¿aplican lo aprendido en los cursos e-learning?

Consejos para la Transferencia del conocimiento desde un curso e-learning al puesto de Trabajo.

Unos de los retos fundamentales de la formación interna es rentabilizar las acciones formativas garantizando que el alumno llevará lo aprendido al puesto de trabajo. De otra manera la formación no tiene sentido si nuestros alumnos no son capaces de aplicarlo.

A la hora de plantear un plan de formación interno se recomienda que se focalicen los esfuerzos en todos los momentos del proceso:

  1. Antes de la formación online.
  2. Durante el curso e-learning.
  3. Después de finalizar el curso.

En este artículo daremos algunas pautas e ideas rápidas para implementar un plan posterior a la formación, para que a través de unas acciones podamos medir el grado de eficacia.

  • Antes que nada (incluso en la fase de desarrollo del contenido) debemos conocer el grado de importancia que le dan los alumnos al curso en sí. Es importante saber si carece de interés, y si éste es el caso, se debería pensar en aplicar juegos, animaciones o actividades más entretenidas que capten la atención de los alumnos.
  • Un buen parámetro para medir el interés, una vez acabo del curso, no son sólo las calificaciones obtenidas, sino además el porcentaje de finalizados, y la progresión de los avances. Si la mayoría de nuestros alumnos terminan mucho antes de lo previsto es un posible indicador de que el curso les ha gustado.
  • ¡Pregúntale al alumno! Tras terminar el curso has una encuesta corta y concreta sobre su opinión y sobre todo de la utilidad del curso.
  • Crea una campaña. Si por ejemplo guardas unos cuantos consejos claves, datos curiosos, o identificas contenidos cortos pero muy relevantes, puedes continuar la formación una vez acabado el curso con flashes informativos, mails puntuales o newletters, que recuerden al alumno esos conceptos que más te interesen.
  • ¡Vuelve a preguntar al alumno! Tras un tiempo prudencial, repite la encuesta o crea una nueva para saber si han incorporado los conocimientos a sus puestos de trabajo.
  • Analiza todos los datos. Después de llevar a cabo el plan, lo más importante es que analices toda la información obtenida y que puedas identificar qué has hecho bien y qué deberías mejorar.

Lo importante, recuerda, es maximizar la experiencia del alumno. De esta forma toda nuestra inversión en formar a una plantilla tendrá un retorno importante en la cualificación de nuestros empleados.

Comentarios
Sé el primero en comentar este artículo...
Comentar
Copyright educativa 2016 | términos legales